Vecinos ruidosos y la problemática en la Comunidad


La semana pasada tratamos el tema de los vecinos morosos ya que es un tema muy necesario y en pocos blogs de administraciones de fincas se tratan como es debido. Hoy vamos a hablaros de otro tema un poco más delicado y complicado de tratar, el de los vecinos ruidosos. Sobretodo las casas de nueva construcción no están aisladas correctamente y se escucha mucho los ruidos que puedan hacer tus vecinos. También hay que distinguir varios tipos de ruido, el ocasional que a veces el propio vecino no se da cuanta que te está causando una molestia, el ruido por música o por obras que puedan causar de una manera más o menos controlada y el del vecino que simplemente quiere molestar.

Por ello, antes de actuar tendremos que valorar el tipo de ruido y las consecuencias que pudieran tener. Hay que ser conscientes de que si tu vecino está de reformas, va a hacer ruido, es innecesario decirle que no haga ruido siempre que cumpla el horario establecido por ordenanza municipal, que en el caso de Alicante, no se podrá hacer ruido desde las 22:00 hasta las 8:00.

Vecinos ruidosos

Cómo actuar con los vecinos ruidosos

Después de evaluar la situación y valorar si tenemos que decirle algo o no a los vecinos ruidosos tendremos que actuar contra ellos.

Lo primero de todo tendremos que hablar con él. Hay veces que el vecino ruidoso no se da cuenta que está causando problemas a otros. Esto hay que comentárselo de forma tranquila y educada sin sobresaltos y con la finalidad de obtener el resultado propuesto. No debemos alterarnos, debemos decirle qué es lo que está pasando, sin más, en caso de que el vecino nos diga una palabra más alta que otra, lo que tenemos que hacer es retirarnos y no entrar en ninguna provocación.

Después de hablar con él, apunta lo que ha pasado en un papel, en el ordenador o en algún sitio en el que lo tengas a mano cuando lo necesites y sepas donde está. Detalla todo lo que puedas, sé ordenado en las acciones y minucioso a la hora de escribir todo lo que recordemos, tanto si ha sido un trato agradable como si no.

En caso de que pasados unos días el problema continúe, podríamos escribirle una carta volviéndole a recordar los hechos que puedan perturbar la convivencia, siempre tenemos que tener presente la educación y buen trato. Sin descalificaciones o amenazas por nuestra parte. También es importante hacer una copia de dicha carta.

Si nosotros mismos no podemos resolver el conflicto de esta manera, podremos recurrir a una persona neutral que pueda hacer entrar en razón al vecino conflictivo o a otro copropietario que tenga mejor relación con él y pueda hacerle entrar en razón.

En caso de que todo esto continúe, tendremos que tomar medidas legales contra él. Deberás contactar con las autoridades apropiadas como podría ser la policía local.

En muchas de las ocasiones son ruidos que no superan los decibelios permitidos o en caso de que los superen al ver a las autoridades dejan de causar molestias hasta el momento en el que se van y vuelven con el ruido. Como hemos dicho antes, este tema es complicado y no tenemos demasiados medios para solucionarlos. Hay que armarse de paciencia, denunciar cuando lo creamos conveniente y aportar pruebas de la perturbación ante un juez.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>