Rentabilidad de una plaza de garaje


Rentabilidad de una plaza de garajeHace una semana hablábamos sobre alquilar una casa, si era rentable comprar para alquilar y demás. Es un artículo muy interesante y os recomendamos que lo leáis. Hoy queremos hacer algo similar con una plaza de garaje. Las plazas de garaje hay veces que pensamos que no son necesarias y después sí lo son y otras que pasa totalmente lo contrario. Normalmente cuando compramos una vivienda de obra nueva nos ofrecen u ofrecían la plaza de garaje para comprar todo en un pack, también muchos compradores buscan una vivienda con plaza de garaje sea de obra nueva o no.

Hoy queremos analizar dos puntos totalmente diferentes en cuanto a la tenencia de una plaza de garaje. Por un lado comprarla con la vivienda para nuestro disfrute y por otro lado comprar para alquilar. En resumen, queremos analizar la rentabilidad de una plaza de garaje. Como siempre os lo escribimos de manera sencilla para que todos podáis entenderlo, no nos gusta hablar con lenguaje técnico porque sabemos que tenemos lectores de todo tipo.

Comprar plaza de garaje para nuestro disfrute

Esta opción es la más común y por supuesto la recomendamos. Si queremos trasladarnos a una vivienda en una zona residencial, hay veces que nos planteamos que por lo que vale la plaza de garaje y la cantidad de espacio que hay en la calle, no debemos comprarla. Podemos valorar que mejor lo gastaremos en muebles o demás gastos que puedan venir con la mudanza o la adecuación de la vivienda. Pero a nuestra manera de ver las cosas es un error. Una plaza de garaje media puede costar unos 15 mil euros, no es demasiado y ya tenemos una vivienda con plaza de garaje, es muy cómodo y además de disfrutarla, en el futuro tendremos muchas más facilidades para vender nuestra vivienda. Una vivienda con plaza de garaje incluida siempre se va a vender más rápido que una vivienda a secas. Es un valor añadido que un comprador siempre tiene en cuenta y valora muy positivamente.

Comprar una plaza de garaje para alquilarla

Aquí viene la razón por la que nos hemos decidido a escribir este post. Hace unos años la gente compraba un par de plazas de garaje, una para ellos y otra para alquilar; e incluso hoy en día mucha gente se plantea comprarla para alquilarla y obtener un beneficio.

Y ahora es cuando vamos a hacer números, de hecho, os los vamos a hacer con un ejemplo real, por lo que no nos estamos inventado nada. Una plaza de garaje de 16.000 euros que es alquilada por 45 euros al mes y unos gastos de comunidad de 5 euros mensuales. El IBI cuesta unos 50 euros anuales y la tasa de basuras unos 35 euros anuales.

  • Gastos anuales:

IBI: 50 euros

Comunidad de propietarios: 5*12= 60 euros

Tasa de basuras: 35 euros

Total gastos anuales = 50 + 60 + 35 = 145 euros.

  • Ingresos anuales:

Alquiler de plaza: 45*12 = 540 euros.

Ingresos – Gastos –> 540 – 145 = 395 euros al año de beneficio. 

Conclusiones

Para amortizar la plaza de garaje que hemos adquirido por 16.000 euros necesitamos un total de 40 años y medio para amortizarla. 16.000/395 = 40,5 años. Por lo que la rentabilidad de una plaza de garaje es realmente baja, en caso de que se compre como una inversión y no para utilizarla no nos salen las cuentas. Para esos 16 mil euros seguro que podemos encontrar otros métodos para revalorizarlos mucho más eficientes que alquilando una plaza de garaje. Por lo tanto, si queremos comprar una plaza, que sea con la finalidad de utilizarla para que si en un futuro quisiéramos vender la vivienda lo podamos hacer más rápido. Sino, no tiene mucho sentido económico. 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>