Playa de San Juan


Hoy vamos a hablar de la playa de San Juan una de las de mayor longitud de toda la Costa Blanca. La playa de San Juan se encuentra en la ciudad de Alicante, en el barrio de que toma su nombre. Para acceder a esta playa podemos ir en coche, autobús, tranvía a pie o en bici. La playa cuenta con una anchura de casi cien metros y una longitud de 6.200 metros, de los que 2.900 metros pertenecen al municipio de Alicante y 3.300 a El Campello. En ella podemos encontrar todo tipo de servicios como los de vigilancia, policía local, salvamento y señalización de peligro. Dentro de la playa encontramos muchos chiringuitos en el paseo de nueva construcción y otros en la misma arena.

Playa de San Juan

La playa de San Juan es para vivirla a cualquier hora del día, desde primera hora de la mañana empieza la vida de la playa con los residentes de la zona y visitantes que madrugan para coger la primera fila mirando al inmenso Mediterráneo y dar un largo paseo en toda su longitud. Poco a poco va cambiando su público, la gente mayor empieza a marcharse -o no- y dejan paso a los jóvenes que van en grupo o solos para despejarse leyendo un buen libro, con un pequeño baño o simplemente disfrutando de ese aroma a verano, a sal, agua, arena y protección solar que te envuelven, te enamoran y durante todo el año nos dejan esa sensación de que ojalá el verano dure de manera constante durante todo el año para poder disfrutar de esa sensación ilimitadamente.

Al medio día cobran vida los chiringuitos en los que puedes comer con la familia o los amigos y disfrutar de una buena paella mientras vuelves a dejar la mirada clavada en la línea del infinito. Por la tarde seguimos viendo un ir y venir de gente sin parar. A esas horas empieza a llegar gente que trabaja por las mañanas y deja un hueco para disfrutar del sol y del verano como buen alicantino. Llegadas las 7 de la tarde la playa comienza a descender en ocupación debido al atardecer y la ayuda de las sombras de los edificios en primera línea. Pero esto no es el final de la vida en la playa de San Juan. Por la noche la playa no deja de tener adeptos, no hay nada mejor que una buena noche de verano, un mojito y sentir la fría arena en los pies.