Personal shopper vs. Inmobiliaria


Como director de Spain Beach Homes hoy voy a hablar sobre cómo surgió la idea del personal shopper inmobiliario. En el inicio de este precioso proyecto, antes de comenzar a constituir ningún tipo de sociedad, hice mi pequeño estudio de mercado desde dentro de las agencias que más se acercaban al perfil de clientes que quería buscar y a mis características. Por ello, fui a una de las franquicias más grandes del mundo que está en el centro de la ciudad.

Personal shopper vs. inmobiliariaPara empezar, en el escaparate tienen una buena selección de sus inmuebles en cartera, cosa que personalmente no me gusta. Yo nunca pondría mi casa a la venta en una inmobiliaria que la mostrase a los demás, pienso en qué les importa a los curiosos lo que vale o cómo está decorada mi casa o, si rizamos el rizo, para los posibles ladrones al entrar sabrán qué tengo y donde lo tengo además de si entran a preguntar por ella, pueden saber si vive o no gente ahí. Razón por la que pueden surgir problemas de seguridad en la misma. Por todo esto, nosotros nos negamos tajantemente a la idea de tener una inmobiliaria “a pie de pista”, preferimos estar en una oficina, con intimidad para nosotros y para nuestros clientes. Cumplimos la máxima de “no hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a ti”.

Ya dentro de la inmobiliaria, una amable chica nos preguntó a mi pareja y a mi unos parámetros de presupuesto, habitaciones y dos posibles localizaciones, centro o una zona residencial muy concreta. Nos encendió el proyector, nos abrió su web desde un lento portátil que estaba conectado al proyector y nos empezó a buscar desde la web los inmuebles que tenían. El problema surge cuando empezamos a detallar características, no había un solo inmueble que se adaptase a los parámetros fijos marcados por nosotros, pero la chica insistía en que las casas se podrían reformar a nuestro gusto ya fuera tirando muros y haciendo estancias más grandes o adaptando una cocía con más espacio, etc. Por mi parte entiendo que a una casa se le hagan pequeñas reformas al entrar a vivir, pero tanto como buscar la posibilidad de tirar muros ampliar estancias y demás ya me parece excesivo. Con esta estrategia aumentará tanto en el precio de venta como con el tiempo que podríamos tardar para entrar a vivir por el mero hecho de no admitir que no tenían lo que nosotros estábamos buscando, al final la amable comercial acabó por dejarnos marchar por la puerta.

Y con respecto a lo de dejarnos marchar por la puerta fue cuando se me encendió la bombilla y entendí que yo no podría dejar pasar una oportunidad tan buena. Se dice que si tienes un cliente, tienes una posible venta. Pero yo intento cambiar la frase y decir “si tienes un cliente, tienes una venta”. A un cliente no se le puede dejar escapar, no le puedes decir que no tienes algo, si tienes un cliente tienes que buscarle lo que quiere. Si desde un principio esa chica me llega a decir que no tiene lo que estoy buscando pero que me lo podría buscar, todo habría cambiado. No habría perdido tiempo en enseñarme lo que no estoy buscando y me habría ido con una sensación de profesionalidad con la que no me fui.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>