Un toque impersonal 2


En post anteriores os hemos dado algunos consejos de cómo darle un toque impersonal a vuestra vivienda. En este post vamos a continuar dando algunos consejos de cómo mejorar la imagen de vuestra vivienda a la hora de venderla. Para recapitular, os hablamos de pintar las paredes, las puertas y quitar algunos cuadros innecesarios para dejar las paredes más impersonales.

Otro detalle importante a la hora de impersonalizar la vivienda es quitar las alfombras en caso de que las haya. ayudar a vender tu casa
Por muchas razones, una alfombra nos transmite calidez, hay alfombras de todo tipo y no a todo el mundo le gustan. Una alfombra que a nosotros nos gusta y pensamos que le va a gustar a todo el mundo, no tiene por qué ser así. Además hay gente alérgica al polvo, como en este caso un servidor, que detecta muy bien si una alfombra tiene polvo o no aunque parezca limpia. En mi caso, soy alérgico y si entro a una casa con polvo puedo detectarlo a pasar por la puerta. Las alfombras son un foco donde se puede concentrar mucho polvo y nos puede echar para atrás un posible comprador ya que esa “incomodidad” le llega a transmitir de una forma inconsciente al cerebro que esa casa tiene algo que no es agradable.

Es importante prescindir de objetos que no se utilicen, cosas inservibles que las tenemos para decorar, que realmente no nos hacen ningún favor, al contrario. Si no queremos tirarlas, una buena opción es almacenarlas en un trastero o en la casa donde vayamos a mudarnos. Esto también ocurre con los muebles, para qué vamos a tener muebles antiguos que lo único que hacen es que la habitación parezca más pequeña. Es una buena estrategia a la hora de afrontar la venta. Haced una imagen mental de la casa de vuestros abuelos, con los muebles clásicos con todo por medio y de una casa antigua sin absolutamente nada. La casa de vuestros abuelos cuenta una historia, pero no vende una casa, en cambio una habitación sin nada o con pocas cosas te da juego a imaginar diferentes posibilidades de qué pondrías al lado del sofá, si una lámpara o una planta. Si al lado del sofá hay una mesita antigua, no te da pie a imaginar, simplemente ves una mesita, no hace que tu cerebro se esfuerce por ver algo más allá.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>